La marca de lácteos más importante del mundo trae a Sánchez sus postres y yogures refrigerados, así como sus bebidas refrescantes con café.