Situada en el pintoresco valle de la Vall de Bianya se alza la inconfundible silueta de la fabrica de jamones Ramón Ventulà.

Ello permite la curación ideal de los productos tradicionales de nuestra empresa.